21Enero2018

Domingo, 21 Enero 2018
1:58:14pm
  • Rapiña
  • Por Carlos Ramos Padilla

RedFinancieraMX
México/Colaboración especial

 

En varios Estados de la República la gente ya no está esperando a solucionar sus problemas de gobierno a través de las urnas.

El cansancio a la ausencia de respuestas, los abusos en la administración, los saqueos y corrupción y los pésimos servicios sumados a declaraciones fáciles y populistas han obligado a inconformes por el alza en las gasolinas a tomar masivamente por asalto a varias tiendas en la Ciudad de México, en el estado de México y en Guanajuato.

En territorio mexiquense hay 61 detenidos y el anuncio a reforzar la seguridad ante el llamado a saqueos progresivos vía redes sociales.

Cierto, hay mucho de vandalismo y de rapiña pero también es verdad que ésta escalada de incrementos no son únicamente responsabilidad de los malos gobiernos, sino de los abusos de industriales y comerciantes del sector privado que sin miramiento alguno ordenan re-etiquetar productos y elevar costos en servicios aprovechando la cresta de procesos de liberalización.

Ni estamos acostumbrados ni merecemos que la economía ahora esté sujeta al vaivén de la especulación mundial pero tampoco a que las autoridades suban impuestos como el predial y otros servicios sin ofrecer calidad.

No acaban de construir una calle o avenida sin que ya estén planeando otra, dejando sin mantenimiento y en mal estado a las dos. Cobran impuesto predial sin garantizar los servicios al predio que cumple sino que el dinero se lo llevan a otras colonias y lo más grave a asentamientos irregulares.

Se permite la extorsión por la recolección de basura, se agudiza la corrupción policiaca. La atención en los servicios hospitalarios es un insulto, pero repito, lo que registra la iniciativa privada no está muy lejos de ésta pésima estampa.

Se ha permitido la creación de monopolios en la infraestructura hospitalaria con cobros insultantes, mal servicio telefónico, precios extraordinarios en los menús de los restaurantes, estacionamientos carísimos, tortillas inalcanzables, en fin que la tarea no la estamos cumpliendo todos pero nuestro deporte favorito es atacar siempre al de enfrente creyendo que este ejercicio domina sólo a los políticos.

Hoy hay que frenar el motín y la rapiña masiva, pero también hay que dar soluciones y prontas a lo que antes era conocida como la cuesta de enero y hoy es la crisis permanente.

Medios

Deja un comentario