19Enero2018

Viernes, 19 Enero 2018
1:50:14am
  • Por Miguel Ángel López Farías

RedFinancieraMX
México/Colaboración especial

En el estante de tiro uno se acostumbra a disparar en contra de todo lo que dentro del análisis político nos suene deshonesto y excesivo, pero rara vez bajamos la mirilla y damos lugar a quienes si hacen bien su trabajo ...conozco a Eduardo Rovelo Pico, chiapaneco, joven, padre de familia y de esos que uno puede presumir por su catadura fundada en la honestidad y en el trabajo sin esquinas, sin descanso, Rovelo se ha construido sujeto a dos pilares: la humildad y las ganas de servir, de hacer su trabajo bien. Hoy ocupa el nada fácil estrado de ser el contralor de la ciudad, el que se encarga de buscar que los temas de los dineros y sus destinos vayan a parar a la caja de cristal de la función pública, titánica tarea en una isla en donde el denominador común es la trampa, la simulación, la corrupción como mantra para saberse uniformar de lo mismo. Pues en esa arena combate el David ,lanzando piedras a un gigante Goliat que se cubre el rostro de mil caras  y aun así los proyectiles rovelistas llegan a entrar, así nos enteramos que el jefe de delegación en Tláhuac, Rigoberto Salgado se encargó no solo de hacerse protector de narcos, sino que destino recursos de la delegación, humanos y económicos, para desviarlos a negocios particulares, claro que la contraloría no es la responsable de encarcelar a los rateros, para eso está la procuraduría, las pruebas ya fueron entregadas por el equipo de Rovelo, ahora toca preguntar a el abogado de la ciudad el por qué no se avanza en lo del escándalo del cartel de Tláhuac y su padrino el delegado Salgado. Por el contrario supimos que muchos vivales se formaron en la fila de apoyos para damnificados de los sismos del 19 y se llevaron cheques que no eran para ellos, la lista de resultados es amplia, pocas zonas grises y muchas con las de la claridad de un buen trabajo...Rovelo Pico podría ser el próximo secretario de la contraloría, una figura que ha sido impulsada por el jefe de gobierno Mancera, un escalón más para cambiar los fuertes lazos de corrupción que sujetan a enormes sectores de la vida pública y privada de los capitalinos y que comenzaría a tener un viraje una vez que la contraloría sea llevada a una posición mucho más firme, con dientes propios y peso suficiente para que ocupe un asiento en la mesa de las decisiones, elevarla a ese rango le desataría las manos y un personaje como Rovelo Pico bien podría ir mas allá , que conociéndolo sabría aprovechar la posición para cumplir con lo que tanto repite: saber actuar con la ley en la mano y sentar los precedentes para convertir a la Ciudad de México en un modelo de rendición de cuentas y los más alejado a el terrible cáncer de la corrupción. Insistiré, la agenda del país está plagada de surrealismo costumbrista, el mundo del cochupo ha tragado muchos sectores y cargamos con etiquetas vergonzosas, afirmo que en este caso, la de resaltar el buen trabajo y mejor disposición de un hombre capacitado y con experiencia como Eduardo Rovelo no tiene que ser un ejercicio de frivolidad, sino de responsabilidad ciudadana para no dejar que una buena manzana se pierda en el canasto de los frutos podridos.  

Medios

Deja un comentario